¿Sabías por qué decimos… ? (historias curiosas sobre el origen del refranero popular)

Es curioso como a menudo utilizamos refranes y frases hechas. Pero, ¿alguna vez te has preguntado el por qué de ese refrán?. Pues en The TusKoBlog te contamos las historias más curiosas acerca del origen de algunas de las frases proverbiales más utilizadas.

1. ¿Sabías por qué utilizamos la expresión MÁS FEO QUE PICIO para referirmos a alguién feo de verdad?

¿Realmente existió Picio? ¿Era realmente tan feo? ¿Acaso “El Fary” es era descendiente de Picio?. Pues tengo que decir que existió Picio, que era más que feo, aunque esa característica fue aumentada debido a la exageración andaluza, y que NO se tienen datos para saber si “El Fary” tiene tenía algún tipo de relación con Picio.

Se cuenta que Picio era un zapatero natural de Alhendín (Granada, siglo XIX) y que no era feo de nacimiento (tampoco se sabe si era guapo). Injustamente fue condenado a muerte y estando ya en la capilla recibiendo los últimos sacramantos le dieron la noticia de su indulto. Fue tal la sorpresa que le produjo la noticia que se le cayó el pelo de la cabeza (incluidas cejas y pestañas) y se le llenó la cara de tumores y granos. A partir de entonces vivió en desdicha.

El cachondeo en su pueblo a costa de su “hermosura escondida” era tan grande que tuvo que huir a Lanjarón. De allí también fue expulsado por no quererse quitar el pañuelo que cubría su cabeza cuando entraba en la Iglesia. Incluso se cuenta que una vez muerto el cura le dió la Unción con una caña porque no quería acercarse a él de lo horroroso que era.

Pobre Picio, salvó la vida para vivirla en amargura, como un Pozí del siglo XIX :D .

Fuente: “Más feo que Picio”.

2. ¿Sabías por qué decimos A BUENAS HORAS MANGAS VERDES cuando algo esperado llega tarde?

Esta expresión se remonta a tiempos de los Reyes Católicos y su origen es más bien “policiaco” como veréis :D . Isabel La Católica fundó en 1476 La Santa Hermandad, que aparte de a otras cosas, se dedicaba a la investigación criminal en plan CSI, detective Colombo y Hill Street Blues, todo junto.

El uniforme de estos primigénios policias constaba de un chaleco de piel (sin mangas como es obvío :P ) que llegaba hasta la cintura y que mostraba al descubierto las mangas de la camisa que llevaban debajo. ¿A que no adivináis de color era la camisa?. Pues efectivamente era verde.

La Santa Hermandad en sus inicios se mostró muy eficaz, pero poco a poco esa eficacia se fue perdiendo (jejeje… eso ya lo conozco) llegando tarde a todos los incidentes, cuando ya no podían solucionarlo (llegaban cuando el muerto estaba muerto o el robo se había producido). Por ello se popularizó este dicho, identificando a los elementos de la Santa Hermandad como “mangas verdes”.

Fuente: “A buenas horas mangas verdes.

3. ¿Sabías por qué HACER LA TRECE CATORCE es jugarle una mala pasada a alguien?

Esta frase, actualmente muy popular entre la juventud, tiene sus orígenes en los talleres mecánicos. Los mecánicos más veteranos mandaban a los novatos a buscar una llave de tuercas española… como no podía ser menos :P , de calibres 13 mm en un extremo y 14 mm en el otro. Existen las llaves de calibres 6-7, 8-9, 10-11, 12-13, 14-15, 16-17, 19-22, 19-24, 24-27, 28-29 y 30-32. Pero la llave 13-14 no existe. Con lo cuál imaginaos la mofa general en el taller al ver al pobre aprendiz buscar desesperado una llave que en realidad no existe… ¡¡Qué cabrones!!!.

Fuente: “Hacer la trece catorce”.

4. ¿Sabías por qué decimos QUIÉN SE FUE A SEVILLA PERDIÓ SU SILLA” cuando usurpamos el lugar de alguién que se ausenta por un momento?

La frase tiene su origen en un suceso ocurrido en Sevilla en el siglo XV.

Siendo Alonso de Fonseca arzobispo de Sevilla, fue nombrado arzobispo de Santiago de Compostela su sobrino, de mismo nombre y apellido. En aquella época el reino de Galicia se encontraba en numerosos escándalos políticos en los que también estaba involucrados ciertos cargos eclesiásticos.

Como el joven sobrino era incapaz de solucionar aquella situación pidió ayuda a su tío y de mutuo acuerdo intercambiarion sus respectivos arzobispados hasta que se resolviera el lío.

Una vez que Alonso de Fonseca (tío) solucionó los problemas en Galicia volvió a Sevilla. Pero su sobrino, que debía haberle cogido gusto al rebujito, se encontraba tan cómodo en Sevilla que se negó a devolverle la silla arzobispal a su tío. Como no se iba ni a tiros tuvo que intervernir el Papa, el rey Enrique IV e incluso se ahorcaron a algunos seguidores de Alonso de Fonseca (sobrino).

Todo este suceso estuvo en boca del pueblo con el lema original “quién se fue de Sevilla perdió su silla”, aunque con el tiempo la frase fue mutando a la forma que la conocemos ahora.

Como puedes ver, curas gorrones los ha habido siempre durante toda la historia de la Humanidad.

Fuente: “Quién se fue a Sevilla perdió su silla”.

5. ¿Sabías por qué decimos ¡PARA TÍ LA PERRA GORDA! cuando damos por perdida una discusión sin mucha importancia?

Después del reinado de Isabel II, en 1870 el gobierno provisional acuñó unas nuevas monedas de 5 y 10 céntimos con la figura de un león en el reverso. Pero el león estaba tan mal definido (como si lo hubieran dibujado con los pies) que popularmente fue identificado como una “perra” y por ello a las monedas se las llamó la “perra chica” y la “perra gorda” respectivamente.

Por lo tanto, el dicho simboliza el valor que eres capaz de dar con tal de que no te de el tostón el pesao de turno en una discusión que no lleva a ningún lado.

El apelativo de perras se sigue utilizando hoy en día como sinónimo de dinero. Y es que a todos nos cuesta soltar una perra, aunque la perra sea un león degradado y mal dibujado :D .

Fuente: “¡Para tí la perra gorda!”.

6. ¿Sabías por qué decimos LA OCASIÓN LA PINTAN CALVA cuando queremos expresar que hay que aprovechar las oportunidades cuando se presentan?

Esta expresión se debe a que los romanos representaban a la diosa menor Ocasión como una mujer semidesnuda sobre una rueda y con mechones largos en la frente y calva el resto de la cabeza. Con esta imagen los romanos pretendían expresar lo efímero de la buena suerte, el giro constante de la rueda de la fortuna y la imposibilidad de agarrarla por los cabellos una vez que la ocasión pasa de largo.

Por lo tanto, para ser más precisos deberíamos decir que “la ocasión la pintan calva y con flequillo largo” a lo tupé de Loquillo :P .

Fuente: “La ocasión la pintan calva”.

7. ¿Sabías por qué se utiliza la expresión BUSCARLE TRES PIES AL GATO cuando nos referimos a que se intenta justificar lo injustificable?

El dicho en sí es paradójico porque para poder explicar la expresión “buscarle tres píes al gato” habría que buscar tres píes al gato, ya que no existe explicación razonable… ¿acaso no tienen tres píes los gatos?… es más, ¡¡incluso podemos decir que tienen cuatro y todo!!.

La frase proverbial original era “buscarle cinco píes al gato” (expresión mucho más lógica) pero el número de patas buscadas cambió a tres a partir de El Quijote y perdura así hasta nuestros días.

Fuente: “Buscarle tres píes al gato”.

8. ¿Sabías por qué señalamos que se está ENTRE PINTO Y VALDEMORO al que se encuentra indeciso entre dos alternativas?

Esta va para la gente del sur de Madrid. Pinto y Valdemoro son dos poblaciones del sur de Madrid que se encuentran muy próximas entre sí. Se cuenta, se dice, se rumorea :) que en antaño un borracho (acompañado de sus amigos de botellón) se entretenía, todo trompa, saltando a un lado y otro de un arroyo, que supuestamente separaba ambos municipios. A cada salto el borracho decía “Ahora estoy en Pinto”“y ahora en Valdemoro”. En uno de esos saltos el borracho fue a dar con sus huesos al agua en medio del arroyo a lo que sus compañeros le gritaron riéndose… “¡¡y ahora estás entre Pinto y Valdemoro!!”.

Moraleja: si estás trompa y además vas acompañado mejor estate sentadito :P .

Fuente: “Entre Pinto y Valdemoro”.

9. ¿Sabías por qué nos referimos a SALVARSE POR LOS PELOS cuando queremos decir que nos libramos de un peligro a última hora y por un golpe de suerte?

Antiguamente ser marinero no significaba que necesariamente se supiera nadar. Esta habilidad no era condición necesaria para alistarse en la Marina.

Cuando algún marinero caía al agua, sus compañeros rápidamente iban a su auxilio para sacarlo con la mayor celeridad posible. Y era muy habitual que fuera sacado del agua cogiéndole de los pelos. Así que tener el pelo largo en la Marina era una característica que podría salvarte la vida ;) .

Existe la anécdota de que en 1809 se dictó una orden por la cuál todos los marineros debían llevar el pelo corto, por motivos de estética (ya entonces era importante aparentar). Las continuas protestas de los verdaderos afectados provocaron la derogación inmediata de la orden.

Haciendo un poco de retrospectiva, si esa tradición hubiera continuado hasta nuestros días en la Marina en vez de bailar al ritmo de los Village People lo harían a golpes de los metaleros Iron Maiden :D . ¡¡Up the irons!! 8) .

Fuente: “Salvarse por los pelos”.

Si os ha gustado, todas estas frases y muchas más las tenéis en 1de3-logo

About these ads

~ por albertusko en 4 junio 2008.

9 comentarios to “¿Sabías por qué decimos… ? (historias curiosas sobre el origen del refranero popular)”

  1. pero no es “pa ti la perra, GORDA!!!!!!!!!!!!!!!!!!”

    jijiiji

  2. Ra, pero eso es una mutación del refrán original hecha en el dialecto de Bronxtoles :D jajajajajajajja.

  3. desearía saber el origen de la frase “me parare en la puerta a ver pasar el cadáver de mi enemigo”.
    gracias

  4. SERGIO GARCIA, te recomiendo que visites http://www.1de3.com

  5. Todas esas frases vienen en dos libros de Pancracio Celdrán: Diccionaro de fraes y dichos populares, editado en Madrid por Alderabán Ediciones. Y en Refranes de nuestra vida, publicado por Vicevesa, editorial de Barcelona. Es una pena que no se recoja la fuente de donde todo eso ha sido tomado, por no decir plagiado.
    Saludos

    • No he puesto los libros que comentas porque no han sido mi fuente. Es más, desconocía su existencia. Si te fijas bien, al final de la explicación de cada refrán hay un enlace a la fuente que he utilizado.

      Por otro lado, los comentarios de cada refrán son de “cosecha propia” (con inspiración en el programa de radio “La Rosa de Los Vientos”). Si en esos libros aparecen los mismos comentarios… ¡¡a ver si resulta que me ha plagiado a mi el tal Pancracio Celdrán!!! :P jejejeje.

      Un saludo.

    • Por cierto… he arreglado un par de enlaces a las fuentes porque estaban fallando.

      Hasta otro rato.

  6. En relación a la frase “Entre Pinto y Valdemoro” existe un hecho histórico relacionado con este dicho. Su origen viene de un antiguo conflicto territorial entre Madrid y Segovia que reivindicaban ambas localidades para si. Ante esto, el rey Fernando III el Santo, en el año 1239, asigno Pinto a Madrid y Valdemoro a Segovia, haciendo colocar 41 mojones o hitos para delimitarla territorialmente. Algunos mojones aún se conservan. Durante el tiempo en el que se colocaron, el rey estuvo alojado en una Casa de Postas que había en aquel lugar, degustando los quesos y vinos famosos de aquella zona. Cuando en la Corte preguntaba por el rey, los costesanos contestaban con la famosa frase. El episodio del borracho se relaciona también con la frase, pero en aquel lugar jamás ha existido arroyo o riachuelo alguno. Espero que te haya servido.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: