Fuerte como un africano

Si hay algo que detesto por encima de todo es el odio irracional hacia alguién o algo sólo por pura convicción. Y me produce verdadera lástima ver y escuchar a todos esos individuos que bociferan consignas de odio racista sin ninguna justificación racional y/o cientifíca. Enaltecen la “supremacía de la raza blanca” sin saber, posiblemente debido a sus lagunas culturales y a sus pocas ganas de remediarlas, que genéticamente, el hombre tal y como lo conocemos actualmente desciende de homínidos africanos que bajaron del árbol hace ya unos 10 millones de años (aunque muchos de estos “blanquitos” aún no han bajado de las ramas a pesar de vestir elegantes ropas occidentales) y que por aquella época el humano tenía la piel oscura.

Ahora se demuestra que dicha supremacía de la raza blanca sobre las demás eran simples convicciones absurdas para controlar mentes obtusas. Según un par de estudios realizados por investigadores de la Universidad de Michigan y por investigadores de la Universidad de Cornell en Nueva York y publicados en la revista científica Nature se ha descubierto que el código genético de los humanos de origen europeo presenta más variantes potencialmente perjudiciales que los de origen africano. Es decir, que la población negra – africanos y afroamericanos – (que fue la originaria de cualquier población mundial) tiene el material genético con menos mutaciones perjudiciales para la salud. Este hecho hace que sea la raza que mejor pueda resistir los posibles cambios evolutivos del futuro, pudiéndose llegar, si dichos cambios son muy drásticos, a pasar de la “tan añorada supremacía blanca” del KKK a la supremacía de la raza negra en el planeta.

Esto puede tener explicación en las sucesivas migraciones que tuvo el hombre desde África hacia el resto de continentes. En principio, si no se hubiesen producido estas migraciones, el hombre actual tendría unas características muy parecidas a las de los etíopes o a las de los keniatas, que son los más parecidos a los humanos originarios. Pero según fue alejándose de su zona original, tuvo que mutar genéticamente, introduciéndose en su genoma esas variantes perjudiciales. Además este hecho tiene especial atención en el caso de los europeos (y en menor medida la población del medio oriente), ya que el continente euroasiático recibió la migración de individuos tanto de África como de Asia Central. Y ya en Europa fue donde dichas poblaciones se mezclaron dando lugar a la gran diversidad que existe entre la población europea actual.

Por suerte para el europeo actual, lo que la naturaleza tornó en defecto, la tecnología proveniente de las oleadas migratorias de Asia y la buena adaptación al medio, incorporando una mejor alimentación, corrigió.

Por lo tanto, antes de hacer valer ciertos prejuicios a base de golpes es mejor investigar y documentarse, que además de ser una actividad sana, es lo que se le presupone al ser inteligente que domina este planeta: el ser humano.

~ por albertusko en 26 febrero 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: