Noche de Desastre y Malos Vicios varios

ticket MalosVicios + Desastre¿Qué buen sabor suelen dejar los directos en sitios “recogiditos”?. Y si además la idea de asistir a ellos surge como algo inesperado, no planificado, pues se convierten en una experiencia casi orgásmica 😀 .

El caso es que la gente del programa de radio Los lunes al rock querían celebrar su cumple en la sala Taboo el pasado 16 de Octubre. Los maestros de ceremonia escogidos para el evento eran Malos Vicios y Desastre.  Debido a que a Juanan, guitarra de Malos Vicios, le tuvieron que rajar (un cirujano, no penséis nada raro 😛 ) la celebración se postpuso para el sábado 16 de Enero. Yo estaba enterado de todo esto, pero ciertamente lo había olvidado por completo. Por suerte, he sabido inculcar a mi hermana el buen gusto por los Malos Vicios 😉 y no tardó en proponerme verlos tras llegar de pancetear un rato.

Era un excelente plan improvisado, que necesitaba ser rematado con la obtención de las entradas. Y en ese tema fue llegar y besar el santo, ya que en la misma puerta había un agradable muchacho que le sobraban tres entradas y necesitaba venderlas, al precio de venta anticipado. Con tanta suerte no hace falta decir que esa noche no dormí acompañado… jejejeje 😀 , pero tampoco me importó. Con un bocata de chorizo en la mano en lugar de puro habano emulé a Anibal del Equipo A con su famosa frase “me encanta que los planes salgan bien”… a pesar de ser improvisado.

Además con el lío de las entradas conocimos a uno de los guitarras de Desastre que estaba en la puerta justo antes del concierto. Porque eso es lo entrañable de estos directos. Son cercanos al público en todos los aspectos, como si estuvieran tocando para tí en tu propio salón. Por momentos tuve la sensación de que la gente de la primera fila le iba sugiriendo el repertorio a los chicos de Malos Vicios. Y además, a esto se le une que puedes ver a algún que otro artista haciendo las veces de espectador anónimo. Por ejemplo, nos pareció que por allí andaba el More de Despistaos y Luther de Los Reconoces.

Desastre en Taboo

Desastre en Taboo

Los primeros en tocar fueron Desastre. Y, por suerte, no hicieron honor a su nombre, sino todo lo contrario. Tengo la impresión de que gran parte de la audiencia que se dió cita en Taboo no los conocía o, al menos les había perdido la pista. Pero de lo que estoy seguro es que no hubo ni uno de los presentes que pudiera salir insatisfecho de su actuación. Fieles herederos de Leño, con un repertorio entremezclado de temas antiguos y temas nuevos de ese rock & roll urbano cercano y cachondo que tanto me gusta, se ganaron al público que no dudó en entregarse a ellos en perfecta comunión. En todo momento hicieron participar de la fiesta al respetable, tanto subiendo al escenario, escogido a dedo por Alfonso para gritar aquello de “se ha empeñaaaaaao!!!” en “El que mucho abarca…”, como haciendo que se sentara para presentar a la banda. Sin duda las letras y ritmos de “Mal trago”, “D’ empalmá”, “Algo mejor”, “Me piro”, “Acción”, “Utopía”, “Siempre hay otros”, “El loro”, “No dudes”, “T’os d’acuerdo”, “Que no amanezca” o “Dando que hablar” dejaron el ambiente más caliente que el palo de un churrero y seguro que le sirvieron a más de un@ para anotar una línea más en su lista de grupos a seguir.

Malos Vicios desparramando

Malos Vicios desparramando

Con el excelente ambiente creado previamente por Desastre, irrumpieron en escena Malos Vicios. Su contundente descarga se centró sobre todo en dar un amplio repaso a sus dos últimos discos en estudio, “La ventana indiscreta” y “Por amor al arte”, intercalándolos con algunos temas más antiguos como “Lucía”, “Dignidad y respeto”, “Curao d’espanto” o “No llueve para siempre”. Quizás eché en falta temas como “Amargao”, “Cerebritos”, “El sexo de los ángeles” o “Lágrimas heladas”, pero no había más tiempo para ahondar en su excelso repertorio.

Y es que además fue un concierto con bastantes percances. Porque a la rotura cuerdas y cambio de guitarra de Víctor en pleno tema hay que unirle un comienzo de actuación un con sonido más bien regular que consiguieron mejorar según transcurrió el show. Esto dió lugar a la vacilada de la noche cuando Víctor hizo que la gente cantara las primeras estrofas de “Cervatillo” mientras ajustaban sonido con los primeros acordes para, sonriendo, cortarla dando las gracias al respetable cuando el que más y el que menos ya está en pleno climax. Se pudo ver la mirada homicida en los ojos de algun@s, entre ell@s mi hermana… jejejeje (sobre todo al ver que no la tocarían entera después).

Pero de todas estas visicitudes supieron salir adelante con bastante buen humor y entereza sobre las tablas. Se les veía cómodos con el ambiente y la gente les correspondió dándolo todo canción tras canción, hasta que “Payasos de alquiler” dió paso al encendido de luces, no sin antes presentar y dejando su carta de presentación con un magnífico sólo al nuevo batería del grupo.

¿Quién me habría dicho a mí que esa noche iba a disfrutar de casi tres horas de buen rock y punk?… y sin embargo me terminó sabiendo a poco. Así que espero poder tener la oportunidad de desquitarme de ello pronto y volver a ver a estas dos grandes bandas.

Ya sólo me queda dar gracias a los responsables de la sala Taboo, a la gente de Los lunes al rock, a mi hermana y, sobre todo, a Desastre y Malos Vicios por regalarme estos gratos momentos que guardaré con gusto en el baúl de mi memoria.

Podéis encontrar a Desastre en su myspace y en su “caralibro”.

Podéis encontrar a Malos Vicios en su myspace y en su “caralibro”.

Anuncios

~ por albertusko en 21 enero 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: